viernes, 3 de octubre de 2008

Inmigración Italiana


Fotografía (1)

La inmigración europea mayoritaria llegada a nuestras costas a lo largo del siglo XIX ha sido la italiana. Si bien es cierto, dentro de los cánones de la sociedad limeña decimonónica, los "mejores inmigrantes" en términos de hábitos laborales, idiosincracia (hasta de "raza") eran los anglosajones, la inmigración latina italiana fue la más numerosa, por diversos factores.

Los primeros italianos llegaron al Perú con los conquistadores españoles, participando algunos de ellos en la captura del Inca Atahualpa. Durante la colonia, existía una prohibición referente a la entrada de europeos no procedentes de España y sus dominios.

Es así como aparecen los llamados "pioneros" de la inmigración italiana, a lo largo del siglo XVIII comienzan a asentarse en el territorio nacional los primeros italianos (recordemos que Génova en aquellos momentos era una región con excelentes relaciones con España), de origen genovés. Mención aparte merece la presencia del noble Nicolao Caracciolo, Príncipe de Santo Buono, caballero de origen napolitano, quien a fines del siglo XVIII es nombrado virrey del Perú.

Con la llegada de la independencia se conjugan dos factores:

1) La aparición de la navegación a vapor, lo cual ahorraba el tiempo de los grandes viajes trasatlánticos y también el número de tripulantes, recordemos que un barco de vela necesitaba de muchos marineros para su adecuada maniobrabilidad, con el barco a vapor estos marineros quedaron sobrantes, y siendo Génova una región costera de navegantes por excelencia, mucho genoveses quedaron desempleados.

2) La presencia previa de genoveses durante la colonia quienes permanecieron en Perú al llegar la independencia, estos genoveses ya afincados en muchos casos poseían un negocio propio (la habilidad comercial se halla muy relacionada con la marinería), una pulpería o negocio de abarrotes, estancos de sal, etc.


Fotografía (2)

Conjugando ambos factores, desempleo de marineros genoveses y presencia previa de dicha población en actividades comerciales en Perú, se dió el consiguiente ingreso de estos marinos al comercio alentados por sus connacionales. Así, estos migrantes cuando tenían noticias negativas de sus familias en la Europa continental, llamaban a otros familiares a participar con ellos en sus negocios. Y se estableció la forma de inmigración conocida como "cadenas familiares", la cual por su particular conformación, no estaba enmarcada dentro de una política de inmigración masiva propiciada por el Estado. Pero si garantizaba un flujo continuo migratorio (en pequeña escala) continuo, con la salvedad que dicho flujo podría ser en ambos sentidos, es decir si a un genovés le iba mal en Perú, podía retornar a su tierra natal.

De lo antes señalado se extraen las siguientes conclusiones:

1) La inmigración italiana al Perú no era masiva ni estaba enmarcada dentro de los planes de inmigración fomentados por el Estado, sino como parte de "cadenas familiares".

2) La inmigración italiana al Perú estaba básicamente compuesta de personas procedentes de Génova y alrededores; a diferencia de los inmigrantes italianos que formaban parte de la migración masiva que se dió en la segunda mitad del siglo XIX, hacia Estados Unidos y Argentina, quienes eran de procedencia siciliana, abruzzo, calabresa y napolitana en su mayoría.

3) La inmigración italiana al Perú se mantuvo relativamente constante a lo largo del siglo XIX, a pequeña escala y con disminución en la segunda mitad del siglo a diferencia de países como Estados Unidos y Argentina.

Mención aparte merece la presencia de personalidades como Giuseppe Garibaldi y Antonio Raimondi en el territorio nacional, la fundación de las primeras compañías de Bomberos, los pescadores sicilianos de Chucuito y la colonia italiana de Chanchamayo, de lo cual nos ocuparemos en próximas entregas.

NOTA: (con referencia a la fotografía segunda) El mayor universo de inmigrantes italianos llegó al Perú entre 1840 y 1880, provenientes de las costas de Liguria y de la entonces provincia de Chiavari. El origen regional de estos inmigrantes explica su gran vocación para las actividades comerciales, las cuales permitieron que en pocos años, consolidaran una posición importante en la sociedad peruana. Thorndike, Guillermo. Autorretrato, Perú 1850-1900, Lima Editorial Universo SA 1979





--------------------------------------------
- Giovanni Bonfiglio: La presencia europea en el Perú. Fondo Editorial del Congreso del Perú, 2001.
- Silvio de Ferrari Lercari. Inmigración italiana al Perú. Cielo Abierto 1979; 1(3): 21-30.
- Rogger Ravines. Migración y colonización en el Perú: preámbulo necesario. Boletín de Lima 1998; n° 114:9-18
* Fotografía (1) de Andrés Dasso Dasso, tomada del Archivo Courret hacia 1888.
* Fotografía (2) tomada de: Mundos interiores, Aldo Panfichi y Felipe Portocarrero, Universidad del Pacífico 1995

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, tal vez podrías ayudarme; quisiera saber cómo conseguiste la fuente de Silvio de Ferrari Lercari. Inmigración italiana al Perú. si puedieras ayudarme te lo agradecería bastante. Gracias!

escribeme: chihiro_hama23@hotmail.com

Es urgnt!

Eduardo Salazar dijo...

Hola Anonimo,

EL articulo se publico en la revista Cielo Abierto, esta disponible en la biblioteca del Instituto Frances de Estudios Andinos, ya te mande un email, saludos cordiales.

Eduardo

Sandra dijo...

Hola, mi compañera y yo pensamos incluirte como fuente para NUESTRO Estado de la Cuestión, pero necesitamos información tipo profesión para poder nombrarte en la bibliografia. Por favor lo necesitamos con calidad de urgencia!! Gracias, tienes artículos muy buenos

Eduardo Salazar dijo...

Hola Sandra, escríbeme un email para responderte al

edu.salazar79@yahoo.com

Saludos y gracias por la deferencia.

Anónimo dijo...

por favor como encontrar datos de una familia cuneo y rebaza mas o menos en los años 1846, mi abuel a se llamaba estefania cuneo y rebaza era de florencia. gracias