domingo, 7 de diciembre de 2008

Pozuzo (tercera parte)


Pintura al fresco de la posada Post en Silz, de E. Peintner, sobre los inmigrantes de 1857 (obtenida de la referencia 2)

El viaje hasta el Perú fue difícil. Sobre el tema, hay opiniones contradictorias, Joseph Uberlinger escribió en una carta al Tiroler Bote del 12 de octubre de 1857 describiendo el viaje como terrible, con los pasajeros sufriendo de enfermedades y de hambre, así como la presencia de algunos alemanes de fé protestante. Por el contrario, Joseph Egg el 12 de setiembre de 1857 escribe una carta para el Tiroler Schutzer Zeitung describiendo el viaje como duro pero soportable. Luego de 113 días de viaje, el 21 de julio a las 2pm llegan al Callao. Desembarcan los colonos en la isla de San Lorenzo, en cuarentena para evitar la propagación de enfermedades contagiosas, sin embargo sólo permanecieron 3 días allí.

A todo esto, Schutz había llegado dos meses antes que los colonos al Perú, dándose con la terrible sorpresa que el camino prometido desde Cerro de Pasco hacia Pozuzo NO había sido construido, debido a que el prefecto Salcedo había utilizado el dinero para comprar armamento debido al estallido de una revolución. Schutz ante la coyuntura toma la decisión de continuar con la colonización, pensando que los colonos podrían construir el camino ellos mismos. Fleta de su propio dinero el vapor Inca para llevar a los colonos a Huacho donde llegaron el 26 de julio (esta medida fue tomada para evitar que los colonos desembarquen en el Callao, puerto en donde Schutz contaba con que se acercarían empresarios peruanos y alemanes con ofertas de trabajo a los inmigrantes, motivándolos a abandonar el proyecto de colonización).

En Huacho se alojaron los colonos unos días, mientras se aprovisionaron de alimentos y animales de carga. El camino hacia Pozuzo fue largo y difícil, durando nada menos que DOS años. Luego de un mes de camino, llegaron a Cerro de Pasco, en donde se agravaron los problemas que sufrían los inmigrantes (falta de aprovisionamiento, abandono de la empresa por parte de algunos colonos, rencillas entre el grupo de tiroleses versus el de prusianos, entre otros) llegando incluso a separarse un grupo importante de colonos junto con el padre Uberlinger, mientras que el resto liderados por el padre Egg prosiguieron la expedición, llegando hasta Acobamba un mes después; en donde acamparon a la espera de que termine la estación lluviosa que acababa de emperzar y hacía imposible transitar y abrir camino hacia Pozuzo. A todo esto, llegó desde Lima una orden de comparecencia para Schutz, debido a las denuncias que un grupo de inmigrantes y algunos políticos locales habían hecho contra su persona, acusándolo de incumplimiento de contrato y peculado. Schutz (quien durante buena parte del camino había adquirido provisiones y animales para los colonos de su propio dinero) tuvo que partir a Lima, encomendando la expedición a Joseph Egg. Como resultado de las acusaciones, se le suspendió a Schutz el cargo de director general de la colonia.

Para mayo de 1858, sólo quedaban 112 colonos en el campamento, el resto se había regresado a Cerro de Pasco con los disidentes liderados por Uberlinger, a Lima donde fueron apresados bajo el cargo de incumplimiento de contrato, a Iquique a trabajar en las salitreras e inclusive a Puerto Montt en Chile donde se venían desarrollando colonias alemanas. Por esas fechas se trasladaron a Pampa Hermosa, iniciando una cosecha de maíz, caña, arroz y frutas, las cuales rindieron en abundancia permitiéndoles alimentarse, mientras pasaba la segunda estación lluviosa. Asimismo, el comerciante Johann Renner generosamente les donó 43 cerdos, 43 vacas y 43 cabras, con lo que los colonos iniciaron la ganadería. El 28 de febrero de 1859 ocurrió una catástrofe, un aluvión de lodo y piedras cayó sobre el campamento de los colonos en Santa Cruz, falleciendo seis de ellos.

Finalmente, el 25 de julio de 1859 los colonos se establecen en el valle y celebraron la fundación oficial de Pozuzo. Se repartieron los terrenos en dos zonas, una denominada Prusia donde se alojaron los prusianos y otra llamada Tirol para los tiroleses, erigiendo una iglesia al medio, eligiendo un alcalde por cada comunidad y quedando como dirigente espiritual el padre Joseph Egg. Construyeron sus propias viviendas, abrieron senderos de comunicación hacia Cerro de Pasco y hacia Huánuco, iniciaron los cultivos y en pocos años vivían "en pie de prosperidad", retirándoseles el subsidio que recibían antes del estado.


Busto en honor a José Egg

Joseph Egg se dedicó a la colonia de manera integral, brindado apoyo espiritual desde el momento que salieron de sus pueblos en Europa hasta el momento de su fallecimiento, asumiendo labor política, dirigencial, médico, comunicador, etc, siendo uno de los responsables directos del éxito en el establecimiento de la colonia.

Debido a que Schutz fue separado del proyecto quedando en el aire la llegada de más colonos, como estaba estipulado en el contrato inicial. Sin embargo, en 1867 se firma otro contrato con J.P. Martín y Santiago Scotland, contando con el apoyo y asesoramiento de Schutz, llegando un segundo grupo de inmigrantes austriacos y alemanes procedentes de Tirol y Bavaria. Cabe señalar que algunos de los integrantes de este grupo eran conocidos como Dörcher (vagabundos, expulsados del Tirol) mas no todos lo eran, asimismo estas personas si se unieron al grupo fue buscando un futuro mejor y no con la intención de aprovecharse de la expedición.

Carl Seebock reclutó a los nuevos inmigrantes y los transportó hasta Antwerp y el 21 de marzo de 1858 a bordo del barco Valparaíso zarparon rumbo al Callao, llegando al puerto el 22 de julio. Un dato interesante, la idea original era llevarlos hasta la desembocadura atlántica del Amazonas, para de ahí navegarlo hasta uno de los afluentes en la región del Mairo y desembarcar cerca a Pozuzo (proyecto absolutamente fantástico puesto que nos e tomó previsión alguna para ello, además luego se descubriría que los afluentes del Mairo no eran aptos para la navegación fluvial con lo que el proyecto de la comunicación de Pozuzo con el Amazonas quedaba trunco... y la colonia en medio de la selva).


Colonia alemana del Pozuzo - Tomada del libro de E. Centurión: El Perú y las colonias extranjeras (1923)

El Valparaíso fue impedido de atracar en el Callao, llegando a Huacho el 24 de julio donde desembarcaron los colonos, cruzaron los Andes y marcharon hacia Huánuco, arribando dos meses después en número de 270 al Pozuzo. Estos colonos fueron destinados un poco más al norte, en la zona del Mairo, sin embargo lo inhóspito de la zona sumado a la fiebre amarilla hizo que se queden en Pozuzo y sus alrededores. Para 1891 un buen grupo de ellos se establecería en Oxapampa, liderados por Enrique Theodor Augusto Bottger, nacido en 1856 en Lima, hijo de Carl Cristoph Bottger y Elise Sophia Helena Treu, naturales de Lübeck y el barón Ernesto von Mullenbruck, natural de Würstango, Bavaria en 1842.

Como ya hemos señalado anteriormente, Karl Scherzer durante su expedición en la fragata Novara en 1859 tenía por encargo visitar la colonia y embarcar de vuelta a Austria a los colonos que así lo quisiesen, sin embargo por la coyuntura bélica y el regreso anticipado de la Novara no pudo cumplir su objetivo. Quienes si visitaron Pozuzo fueron Antonio Raimondi y Friedrich Gerstaecker.

Raimondi en 1867 escribe lo siguiente:

“Cerca del río Chancanizo vi un manantial de agua salada, pasé el río y un cuarto de legua más allá encontré un hermoso campo sembrado de maíz, rodeado de un elegante cerco de madera. Se asomó a la puerta de una modesta casa un hombre de la pacífica raza alemana… llegué a la hacienda de Cutagno y salí a pie para visitar a la colonia alemana, compuesta de tiroleses y prusianos… visité al muy estimado cura M. Egge que habita la parte central de la colonia… vi la pintoresca casa de dos pisos del Señor Walzer y otras más de humilde aspecto… hermosas vacas amarradas a un pesebre construido a la europea, las que proveen a sus moradores de leche, queso, mantequilla y carne… cultivos de plátanos, yucas, caña y arroz, marchando por sendas sombreadas por verdes y floridos arbustos de café”.


Gerstaecker en su libro describe lo siguiente:
"No tuve de qué arrepentirme. Goce de la maravillos sensación, mitad agradable mitad dolorosa, de encontrar entre las anchas hojas de u plátano y de café, a un auténtico tirolés vestido de domingo con su sombrero puntiagudo y su chaqueta, quien con cara de asombro aunque amistosa, respondió a mi "Grüss Gott". Este tirolés llamado Patross me responde el saludo preguntándome cómo había llegado hasta allí... Aprecio no un llano sino una estrecha quebrada en donde se asentaba la colonia. Los hombres del Pozuzo fumaban tabaco de su propio cultivo, trabajando el bosque y aplanándolo, dedicados a labores agrícolas..."


Es interesante el relato de Gerstaecker, puesto que una de sus interrogantes era el comprender por qué hombres de los Alpes habían llegado a establecerse en medio de la selva amazónica, pese a la propaganda de los periódicos alemanes contra la inmigración en el Perú. Y se dió cuenta al llegar a Pozuzo que muchos de sus habitantes no sabían leer ni escribir, y que la casi totalidad de colonos jamás se enteró de las discusiones publicadas en los periódicos. Comprendió que eran gente muy humilde que en Europa no tenía futuro y que en Pozuzo habian encontrado un lugar en donde tenían propiedades y no les faltaba el alimento. Aunque, claro, la comunicación era un problema grave, dada la falta de caminos.

Con el pasar del tiempo el gobierno peruano olvidó a Pozuzo, y los colonos quedaron prácticamente incomunicados, debido a que los precarios caminos abiertos se destruían en la estación de lluvias. Para inicios del siglo XX, la colonia se hallaba estancada e inclusive durante las guerras mundiales se prohibió el hablar alemán. Es finalmente en el primer gobierno de Belaúnde (más de un siglo después de la llegada de los colonos) que la ansiada carretera se construye, pero no desde Cerro de Pasco ni Huánuco, sino desde la Carretera Central, La Merced, Oxapampa y Pozuzo, atravesando la reserva natural de Yanachaga-Chemillén, en donde se puede apreciar gran variedad de plantas y aves, especialmente la Rupícola peruviana o gallito de las rocas, ave nacional del Perú. Aunque aun hoy en día debido a los aluviones, la carretera de 80 km entre Pozuzo y Oxapampa se obstruye y se aisla el pueblo por días.


Iglesia de San José

El análisis que realiza Raimondi y que publica Paz-Soldán en su Geografía del Perú es interesante puesto que explica el fracaso del proyecto colonizador a gran escala de Pozuzo. Describe lo siguiente:

"Colonización - pg 169: Sobre colonización se ha escrito tanto que creo inútil demostrar su utilidad en la provincia, cuyos resultados se experimentan cada día más. Yo me limitaré entonces a hacer conocer las causas que se han opuesto a que la colonización tenga un buen resultado en Perú. En mi concepto, la primera condición para que tenga buenos resultados una colonia es que ésta se halle en relación con la parte poblada por medio de buenas vías de comunicación. Todos convendrán que el individuo que abandona su tierra para establecerse en país nuevo y lejano, lo hace con la firme convicción de mejorar su suerte. Así el colono no se contentará con dejar el suelo donde ha nacido, ir a establecerse a un lugar aislado para trabajar todo el día y aganar apenas con qué satisfacer sus necesidades urgentes. Y si además cultiva elementos de cambio, ¿cómo podrá exportar estos productos si se halla en un lugar enteramente aislado? ¿cómo podrá introducir en la colonia algunos animales domésticos si no hay caminos transitables para las bestias? Seguramente en estas condiciones la colonia no podría prosperar. Esto es lo que ha sucedido con la última colonia de alemanes que se ha establecido de las montañas del Pozuzo en 1857, el Supremo Gobierno a petición del contratista dio 3000 pesos para abrir el camino por donde debían entrar, pero con esta plata se abrió una senda por la cual con mucha dificultad penetraron los colonos al punto donde debían establecerse. Mas no pudieron transitar bestias de carga quedando los colonos enteramente aislados, un gran número se dispersaron y apenas quedaron unos pocos más constantes, que sólo ahora empiezan a dar signos de vida, porque pueden exportar sus productos por medio del nuevo camino que se está abriendo de Huánuco al puerto del Mairo."


Un tema importante de razonamiento es la causa de por qué esta colonia, que quedó abandonada en medio de la selva cuando se descubrió que los afluentes del Mairo no eran aptos para la navegación, alejada de centros poblados y con vías de comunicación inexistentes o de pésima calidad, no se desintegró. El caso de la colonia italiana en Chanchamayo es ilustrativo al respecto, ni bien quedaron abandonados por el estado los colonos se mudaron hacia las ciudades de la costa, y esta conducta es una conducta más que razonable que adoptaría un colono desengañado por las durísimas condiciones de vida que se le impone. Sin embargo, el hecho de que los pobladores de Pozuzo no abandonaran la colonia se debe a su idiosincracia, hay que recordar la procedencia de los colonos, quienes eran humildes agricultores que formaban grupos humanos desde épocas ancestrales en el Tirol, Renania y Bavaria y fervientes católicos cohesionados alrededor de la figura del padre José Egg quien jamás abandonó a los colonos y veló por ellos hasta su muerte. Asimismo, los colonos venían de una existencia sumamente dura en sus países de origen, mientras que en su nuevo destino cultivaban lo suficiente para una existencia holgada sin el riesgo de morir de inanición y no tenían ni que hacer servicio militar ni impuestos exorbitantes que pagar con el Estado.

Es por estas razones que esta "colonia agraria" (de acuerdo a la profesora Millies y al profesor Bonfiglio) no abandonó la localidad donde fue destinada, lo que hizo fue más bien extenderse hacia otras zonas ya que Pozuzo está en una quebrada no en una pampa, como la zona de Oxapampa y el Codo del Pozuzo (Huánuco).

En la actualidad Pozuzo es un pueblo de cerca de 5000 habitantes, que conserva la peculiar arquitectura tirolesa de casas de madera, pueblo pequeño y pintoresco cuya semana festiva es en julio, siendo el día central el 25 de julio, aniversario de su fundación, y como ya se mencionó, el 2009 será sede del 7mo Encuentro de Comunidades Alemanas de América Latina. La embajada de Austria ha propulsado el desarrollo del pueblo construyendo edificios culturales, remodelando el museo Schafferer y contruyendo un hospital, además de propiciar viajes de los descendientes de los colonos al Tirol a manera de intercambio cultural y de impulsar la enseñanza del idioma alemán. Eso, sumado al boom de deportes de aventura y turismo vivencial-ecológico de la región, la gastronomía y los bailes típicos, contribuyen al desarrollo de la misma, siendo Pozuzo y Oxapampa destinos turísticos solicitados en el país. A esto habría que sumar también el aporte de las culturas locales como los yaneshas. Un último dato, Pozuzo es ciudad hermana de Silz y Haiming (en Austria) y Tovar en Venezuela.

Apellidos frecuentes en Pozuzo y Oxapampa: Gstir, Gstrein, Egg, Vogt, Schaus, Randolph, Heidinger, Klein, Hassinger, Böttger, Frantzen, Schuler, Schmidt, Mussigang, Schrader, Müller, Löchle, Johann, Mark, Mair, Baumann, Frey, Westreicher, Adler, Witting, Fischer, Gritsch...



Shismay

NOTA: La Casa Hacienda Shismay de 3500 hectáreas, está situada a 17 km de Huánuco, fue construida por los miembros de la colonia alemana en su migración hacia Pozuzo quienes permanecieron alejados desde setiembre de 1858 hasta el 2 Julio de 1859, ofrece alojamiento y estadía para disfrutar de actividades campestres, deportes de aventura y turismo vivencial. Pueden encontrar más información (y la foto) en: http://www.shismay.com/historia.html






----------------------------------
(1) HERBERT FREY MUÑOZ – SARA SALAZAR RODAS. COLONOS ALEMANES FUNDADORES DE OXAPAMPA. INDUSTRIA GRAFICA CIMAGRAF 2007
(2) Elisabeth Habicher-Schwartz. Pozuzo: tiroleses, renanos y bávaros en la selva del Perú. 2008
(3) Natalia Sobrevilla Perea. La colonia de Pozuzo. En: Giovanni Bonfiglio. La Presencia Europea en el Perú. Fondo Editorial del Congreso del Perú. 2001
(4) Friedrich Wilhelm Christian Gerstäcker. Viaje por el Perú. Biblioteca Nacional del Perú, prólogo de Estuardo Núñez.
(5) Estuardo Núñez. 4 Viajeros alemanes al Perú. Relaciones desconocidas de: W. Bayer, K. Scherzer, F. Gerstaecker y H. Zoller. Fondo Editorial de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, 1969.
(6) Apuntes sobre la Provincia Litoral de Loreto. Antonio Raimondi. Tipografía Nacional de Manuel Cortés. Lima, 1862.
(7) Mateo y Mariano Paz Soldán. Geografía del Perú. Tipografía Fermín Didot, París 1862.

1 comentario:

Daniel Blas dijo...

La información que encontré es de gran ayuda para una investigación que estoy realizando. Gracias por tu valioso aporte.