miércoles, 21 de noviembre de 2018

José Antolín Rodulfo vs Casa Herring, 1850, sobre contrata de inmigrantes


Deutsche Auswanderer-Datenbank 
Auswanderer an Bord, Holzstich von 1870


Como hemos comentado en entradas anteriores, bajo el amparo de la Ley de 17 de Noviembre de 1849 se concedió una prima de treinta pesos por cada inmigrante que se trajese al Perú, aduciendo la falta de personal para la agricultura y también el atraso industrial del país. 

En esta coyuntura se presentaron dos propuestas, la del Sr. Herring y compañía, de capitales ingleses, en la cual se comprometía a traer a los inmigrantes de origen británico en principio, pero también se menciona la posibilidad de traer inmigrantes de puertos alemanes, con la condición de recabar dicha prima de treinta pesos por inmigrante, más una comisión del 5% en concepto de gastos de publicidad, contratación de médico para acompañar a los inmigrantes y pago a los capitanes de los barcos que transportasen a los inmigrantes. Y de un 10% en caso la compañía asumiese mayores responsabilidades, como el asegurar la llegada de los inmigrantes al Callao y pasaje a Lima con contratos directos pre-establecidos entre los inmigrantes y sus futuros patrones. Y que la cantidad de inmigrantes sería considerable, no se especifica un número pero se da a entender que sería muy numerosa.

Y se presentó también la propuesta de José Antolín Rodulfo, vecino de la ciudad de Lima, quien sólo reclamaría los treinta pesos por emigrante con arreglo a la ley de Noviembre, y además refiere el mismo Rodulfo que se aprestaba a viajar personalmente a Europa de su propio peculio para él mismo seleccionar a los inmigrantes o hacerse responsable de su selección, junto con realizar de antemano las contratas entre ellos y sus futuros patrones, publicidad, y contratos con barcos para su transporte. Eso sí, claramente la propuesta de Rodulfo fue la de hacer un "ensayo" en escala menor a la planteada por Herring para, en base a lo que sucediese, realizar los cambios pertinentes en la política migratoria para asegurar una inmigración masiva.

Toda ésta información se publica en el Diario El Peruano en sus ediciones de 02/10/1850 y 05/10/1850, donde también se concluye que la propuesta de Rodulfo es la que más conviene a los intereses del país y la que mas se aproxima a la Ley de Noviembre de 1849, desestimándose la propuesta de la Casa Herring. 

Dos cosas: es cuanto menos curioso que la decisión de a quién adjudicar las contratas (las primas de treinta pesos por emigrante) haya sido tomado en un plazo relativamente rápido y adjudicado a una persona sin experiencia en el tema, ya que Rodulfo era empresario, comerciante de tabaco, periodista y del entorno cultural de la época. Y que, justamente se aprestaba a viajar a Europa, como si ya supiese que tenía la buena pro del Gobierno de entonces. Los resultados de su intervención, "ensayo" es por todos conocidos, 320 irlandeses enrolados para las haciendas de Gallagher en el Callao de los cuales la mayoría de ellos quedaron decepcionados, y el millar de alemanes de Württemberg principalmente, entre los cuales hubo tal mortandad por desidia, falta de entendimiento con sus patrones, malos tratos, etc... que se prohibió expresamente la inmigración hacia el Perú en la práctica totalidad de Estados Alemanes de la época. 

¿Qué hubiera sucedido si se hubiese aceptado la propuesta de Herring?



Saludos cordiales,
Eduardo Salazar


PS. Agradezco gentilamente al señor Renato A. su aporte al blog para poder redactar entradas nuevas.
En la próxima entrada se verá el caso de la Sociedad de Inmigración Europea y los inmigrantes italianos que trajo.

No hay comentarios: