domingo, 21 de diciembre de 2014

En memoria de Juan Gildemeister



Connotado hombre de negocios y empresario, Juan Gildemeister revolucionó la industria azucarera en el Perú como hemos mencionado en anteriores post. En esta ocasión, revisando un antiguo Boletín de la Sociedad Nacional de Minería, encontré un artículo dedicado a su memoria, con motivo de su fallecimiento, en 1898. A continuación la transcripción:

"Lima, 31 de Mayo de 1898.
Boletín de la Sociedad Nacional de Minería, Serie 2da, Núm. 5
La muerte acaba de arrebatar a uno de nuestros más distinguidos miembros, dejando hondísima impresión en nuestro ánimo, por lo que, nada más justo, que la Sociedad Nacional de Minería, cumpliendo con el sagrado deber de rendir tributo a su memoria, dedique algunas líneas en homenaje a su entusiasta fundador, cuya existencia estaba tan íntimamente ligada al desarrollo de la Minería en el Perú. 
Nació D. Juan Gildemeister en la ciudad de Bremen, Alemania, el 16 de Junio de 1823. Hijo de una distinguida familia y dotado de una inteligencia nada común, se lanzó desde los 19 años en pos de la carrera comercial, que tan brillante porvenir le tenía preparado y que supo alcanzar merced a su infatigable actividad y energía...
En la agricultura no fue menos arriesgado y audaz, porque su carácter emprendedor y progresista no le dejaba ver sino que esa industria reclamaba el impulso de una voluntad de acero y enérgica como la suya y no vaciló, siendo el primero que en el valle de Chicama llevó a cabo las implantaciones azucareras en grande escala, con la habilitación que dió a D. Luis Albrecht en la Hacienda "Facalá" y posteriormente en "Casa Grande", de donde partió el gran desarrollo que después tomó esa comarca...
Celoso de la educación de la juventud, fue el primero en establecer un Colegio en Lima para la enseñanza de idiomas e instrucción comercial, trayendo, a su propio costo, profesores desde Alemania... reciba pues su distinguida familia el más sentido pésame de la Sociedad Nacional de Minería."




Entre otras empresas, Don Juan Gildemeister instituyó un premio anual en un concurso de tiro, por lo que veinte años después de su fallecimiento, en 1918, Don Willy Kirchoff gana dicho certamen y realiza una romería a su mausoleo, ubicado en el Cementerio Británico de Bellavista, de donde procede la fotografía que antecede estas líneas.

Saludos cordiales,
Eduardo Salazar

1 comentario:

Miguel de Althaus dijo...

Queda pendiente la pregunta acerca de una ausencia de una biografía de don Enrique Gildemeister,Ministro del Perú en la Alemania de Hitler,Prfundo anti-nazi, sus informes a Torre Tagle son asombrosos por su lato grado de excelente infomación sobre el nazismo y la Guerra-¿Quién tiene ua información sobre este valioso y cuasi-olvidado diplonático peruano?